Mediación familiar

La mediación familiar es un proceso extrajudicial para la gestión de conflictos no violentos que pudieran surgir entre los miembros de una familia o grupo convivencial, mediante la intervención de profesionales especializados que, sin capacidad de decisión sobre el citado conflicto, les asistan facilitando la comunicación, el diálogo y la negociación entre ellos, al objeto de promover la toma de decisiones consensuadas en torno a dicho conflicto.

La finalidad del proceso de mediación familiar es, con carácter general, lograr que las partes en conflicto alcancen acuerdos equitativos, justos, estables y duraderos, contribuyendo a evitar, en su caso, la apertura de procedimientos judiciales o contribuir a la resolución de los ya iniciados.

Fuente: Consejería de Salud y Familias

La persona mediadora podrá estar inscrita en el Registro de Mediación Familiar de Andalucía, gestionado a través de las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, a efectos de publicidad e información y, en su caso, a efectos de su adscripción al sistema de turnos.

Para proceder a su inscripción, la persona mediadora deberá estar en posesión de un título oficial universitario, título de licenciatura, diplomatura, grado, o de formación profesional superior, y contar con formación específica en materia de mediación.

Esta formación específica en mediación familiar debe tener un enfoque interdisciplinar de carácter educativo, social, psicológico y jurídico y su duración variará según la solicitud de inscripción se realice a los efectos de publicidad exclusivamente, o también a los efectos de adscripción al sistema de turnos, con un mayor nivel de exigencia para este último caso.

Asimismo, deberá suscribir un seguro o garantía equivalente que cubra la responsabilidad civil derivada del procedimiento en el que intervenga. En el caso de aquellos o aquellas profesionales que, para el ejercicio de su actividad profesional ya cuenten con un seguro de responsabilidad civil, deberán aportar copia de la póliza en vigor.

Fuente: Consejería de Salud y Familias